El miedo de Natalia Sánchez al ver a su hija de un año tras dar a luz: “Pensé que me habría dejado de querer”

Natalia Sánchez ha dado a luz a su segundo hijo y ha relatado cómo fue el momento en el que entró a casa y conoció a su hermanita de un año
Natalia Sánchez tenía miedo de que su hija dejara de quererla por haber tenido otro bebé

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Natalia Sánchez dio a luz a su segundo hijo el pasado 19 de mayo y ahora, unos días después y ya instalada en casa, ha querido compartir con todos cómo fue el reencuentro con su hija Lia, de un año, y cómo se tomó la noticia de ver a su madre con un bebé de verdad en brazos al llegar a casa. Nunca se había separado de su pequeña durante más de 24 horas, por lo que su mayor miedo era que su hija le hubiera dejado de querer o le reprochara el haberse ido tanto tiempo, pero nada más lejos de la realidad.

El relato de la actriz es de lo más emotivo y no podrás evitar que se te caiga alguna lagrimita al leerlo porque no hay nada más bonito que el momento en el que se conocen dos hermanos por primera vez. Además, lo ha acompañado de una tierna fotografía en la que aparece con sus dos hijos y con una muñeca que le regalaron a su hija de parte del nuevo bebé para que no sintiera celos de su hermano. “Lia, este es Neo. He vivido pocos momentos tan emocionantes como este. Al llegar a casa del hospital, Marc fue a recoger a Lia a casa de sus “avis”. Yo esperaba en el salón de casa, impaciente, como una niña la noche de Reyes y Neo dormía en la habitación para que yo pudiera recibir a Lia”, ha comenzado diciendo.

El emotivo reencuentro de Natalia Sánchez con su hija tras dar a luz

Cuando su hija volvió de casa de sus abuelos, Natalia Sánchez estaba esperándola con los brazos abiertos. “Nada más escuchar la cerradura de la puerta rompí a llorar… ¡Empezamos bien! pensé. Estaba tan nerviosa y emocionada a la vez... Era la primera vez que me había separado de ella 24h desde que nació y, claro, ella estaba tan contenta pero yo pensaba que, para entonces, ya me habría dejado de querer y me odiaría, por supuesto, por haber tenido otro hijo (sí, así de melodramáticas somos algunas...)”, ha comentado. Un sentimiento de lo más normal cuando tienes más hijos y que comparten muchas madres y padres.

Natalia Sánchez y Marc Clotet presentan a su segundo hijo

Natalia Sánchez y Marc Clotet presentan a su segundo hijo con un posado familiarInstagram

“Cuando atravesó la puerta del salón y la vi... Dios mío… ¡QUÉ MAYOR! De pronto era una niña enorme, altísima, que ¡bien podría estar llegando de la universidad! (insisto, el melodrama es lo mío). Según me vio, vino corriendo a mi pecho. Me miró y, sin soltar el pecho (claro), me sonrió como si nada hubiera pasado… ¡Bien! ¡Me sigue queriendo! pensé. Y volví a llorar. Las dos reímos. Mi niña… tan grande y tan pequeña a la vez…”, ha contado sobre el reencuentro con su hija Lia, que cumplió su primer añito el pasado mes de enero.

El momento en el que Lia conoció a su hermanito Neo

Después de un rato juntas madre e hija, le invitó a conocer a su hermanito, que estaba en la habitación durmiendo. Además, como truco para que no sintiera celos del pequeño, le explicó que le había traído una muñeca muy bonita, “la idea era que la llegada de Neo no fuera la única “novedad” del día así que cogimos la más hortera que encontramos en la tienda del hospital”, explica. Y le hizo la tan esperada pregunta: “¿Quieres ir a la habitación a conocerles?”, a lo que dijo sí muy emocionada.

“Al entrar en la habitación se quedó pasmada. Me agarraba la mano fuerte y no sabía muy bien a quién mirar, si a la muñeca o a Neo. Le dije: ‘tú coge a la muñeca, yo cojo a Neo y vamos al sofá ¡corre!’ Aceptó”, ha contado. “Ya en el sofá volvió a poner su atención en Neo. Se acercó, le tocó suavemente los pies y, en cuanto Neo se movió, ella quitó la mano corriendo y rió nerviosa. Supongo que no esperaba que ese “muñeco” se moviera y estuviera calentito…”, ha dicho entre risas.

Natalia Sánchez relata el momento en el que se conocieron sus dos hijos, Lia y Neo

Un momento de lo más emocionante que ni ella ni su pareja, el actor Marc Clotet, van a olvidar nunca. “Después, y por iniciativa propia, volvió a cogerle suavemente los pies, esta vez para darles un beso. Yo volví a llorar. Ya somos 4... Fin”, ha concluido.

También te puede interesar...

Natalia Sánchez presenta a su hijo y cuenta su experiencia en el parto: "Respetado y sin epidural"

CADENA 100